Siempre hemos escuchado la frase “si comes rápido vas a engordar”. Pues bien esto es completamente bien cierto y les mostraremos por qué y les trataremos de explicar.

Nuestro intestino produce unas hormonas llamadas hormonas de la saciedad que estas trabajan o actúan sobre el cerebro provocando una gran sensación de saciedad y esta transmite a los receptores  la señal de que la fase de alimentación puede detenerse. Cuando comes lentamente, estas hormonas realizan su trabajo y la persona se siente satisfecha cuando esta ha ingerido la cantidad necesaria, pero si comes deprisa, las hormonas comienzan a realizar su trabajo y la persona ya ha comido mucho más de lo que esta necesitaba, y se siente saturada e hinchada. Es por eso que si comes rápido engordaras, porque se come más de lo que tu cuerpo necesita.

También les aconsejamos masticar muy lento y durante unos 20-30 segundos por cada bocado, así la saliva empieza a desempeñar su función de digestión y crea el llamado bolo alimenticio que esta hace trabajar al aparato digestivo. Esto nos ayuda a que tengamos una mejor digestión.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.