Sin duda el sueño tanto de hombres como mujeres hoy en día es tener unas nalgas como piedra pero que tengan forma, para las mujeres es la parte de cuerpo que más quiere que sea vea mejor ya que hace que sus curvas luzcan, pero el problema no es tenerlas sino conseguirlas pero en la vida no hay nada imposible.

En este artículo te mostraremos cuales son los ejercicio para que puedas poner esas nalgas de piedra que se amoldaran a la forma que tiene tu cuerpo, el objetivo principal es que obtengas unas nalgas de piedra pero de manera natural, lo primero y lo que deben de tener y mucha es la fuerza de voluntad.

Hay que tener en cuenta que para tener un buen trasero o unas nalgas de piedra te recomendamos que comiences con una mejor dieta o tengas una más saludable, elimina las grasas malas de tu cuerpo y comienza a hacer unos sencillos ejercicios para que pongas duras tus nalgas.

Otros de los mejores métodos y que es aquí cuando la gente ya no llega es en la paciencia ya que quieren que cuando se inicia el ejercicio al siguiente día ya se comiencen a notar los resultados y como todos sabemos esto no puede ser verdadero porque nuestros músculos deben de hacer su funcionamiento, pero eso si siempre hay que ser perseverantes.

Para que tengas las mejores nalgas lo que debes de hacer es ejercicio, primero levantarlas    de acuerdo con unos ejercicios que te daremos.

Zancadas

este tipo de ejercicio lo que va a provocar es que tus nalgas se hagan más duras y comiencen a tomar una forma debido a que cuando das un paso largo y haces que tu rodilla roce el piso estás haciendo fuerza al subir en tu nalga y de esta manera veras el buen funcionamiento del ejercicio.

Otro de los ejercicios que son muy buenos para poner las nalgas de piedra son los ejercicios estando recostado.

Primero nos ponemos en posición de perrito o en cuatro patas, abajo de nosotros ponemos un colchón el cual nos servirá de apoyo para el ejercicio.

Lo que haremos será estirar el pie y dejarlo recto, después lo que haremos será subir y bajarlo haremos 20 repeticiones de 3 series y después vamos a cambiar de pie.

Similar al ejercicio anterior lo que haremos será estando en la posición anterior vamos a dejar el pie arriba y estando ahí vamos a tratar de tocar nuestra nalga con el talón, después volvemos a estirar y bajamos el pie, al subir haremos lo mismo. Haremos 3 series de 20 repeticiones.
Con estos pequeños ejercicios nuestras nalgas quedaran como piedras.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.