La principal fuente de energía para el organismo es la glucosa gracias a ella nos podemos activar día con día, ésta se almacena en el hígado y en los músculos y a medida que se requiere se va utilizando, por tal motivo es de suma importancia si realizas alguna actividad deportiva ya que si no se tienen las reservas suficientes no se tendrán las fuerzas para intensificar la actividad física.

Otro dato importante de considerar es que las grasas corporales también son fuente de energía para el organismo sobre todo cuando se realiza algún tipo de ejercicio, sin embargo no hay que confundirse ya que no son las grasas que consumimos diariamente en nuestra alimentación sino la grasa propia del cuerpo.

Por lo anteriormente mencionado no se debe consumir gran cantidad de grasas ya que en lugar de beneficiar la salud se perjudica, el decir, el que la grasa corporal sea fuente de energía no significa que sea bueno consumirlas en exceso porque si se hace esto lo único que se obtendrá es una serie de problemas que pueden llevar a enfermedades graves e incluso la muerte.

Otro de los factores importantes para la salud son las proteínas estas tienen una doble importancia aparte de que proporcionan energía al cuerpo también ayudan a la formación de músculo y reparación de los tejidos. Sin embargo éstas únicamente actúan cuando faltan carbohidratos o grasas suficientes que proporcionen energía para poder llevar a cabo tus actividades físicas, pero este proceso no es del todo bueno ya que no tiene ningún beneficio para el organismo sino que por el contrario puede tener algunas repercusiones como es la pérdida de músculo.

Recuerda que una dieta basada únicamente en proteínas tampoco es muy benéfico, es decir, hay que llevar una dieta balanceada nada se debe consumir en exceso y que mejor que acompañada con ejercicio para así evitar la vida sedentaria y en consecuencia enfermedades que pueden llegar a ser mortales.

Otros consejos que debes tomar en cuenta antes de realizar la actividad física de tu preferencia son una vez que te haz alimentado debes dejar pasar alrededor de cuatro horas para que se lleve a cabo el proceso digestivo, además debes hidratarte antes, durante y después del ejercicio; es recomendable hacer ejercicio por las mañanas o de preferencia antes de desayunar para de esta forma contribuir a la quema de grasas en mayor proporción y activar nuestro metabolismo.

Así que no pierdas más tiempo y actívate.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.