Muchas personas abandonan el gimnasio debido a que sienten o no observan ningún avance, y es que como en todos los ejercicios hay que cambiar las rutinas y el ritmo para que el cuerpo no se acostumbre a un sólo ritmo y pueda quemar grasa más rápido además de tonificarlo.

Se recomienda que cada rutina sea diferente para ello hay que levantar distinto peso todos los días y aumentar poco a poco, o bien puedes incrementar el número de repeticiones para que no se caiga en un estancamiento y el cuerpo ya no se esfuerce nada y entre a una zona de confort, pero así como no es bueno ejercitarse con el mismo peso, mismas rutinas o mismas series de igual forma no debes exagerar en el peso en los primeros días ya que de esta forma te saltarás los pasos y etapas del proceso, es decir todo debe de ir paso a paso para que los resultados sean efectivos.

Una forma de saber que tu cuerpo está obteniendo buenos resultados es cuando puedes aumentar progresivamente el peso o aumentar el número de repeticiones, pero ten cuidado con lo que haces después del gimnasio ya que podría echar a perder todo tu esfuerzo y  en lugar de avanzar retroceder, por ejemplo no pases mucho tiempo sentado frente al televisor recuerda que la vida sedentaria puede ocasionar muchos problemas de salud y por supuesto se reflejarán rápidamente en tu cuerpo.

Para obtener mejores resultados es importante aumentar la frecuencia cardiaca de esta manera se lograrán quemar más calorías que las de costumbre, otro consejo es disminuir el tiempo entre una y otra serie para que de esta forma se mantenga un rimo cardiaco elevado durante el ejercicio y después del mismo; además evita comer antes de acudir al gimnasio ya que de lo contrario no podrás hacer los ejercicios o rutinas, y por si eso fuera poco te sentirás tan saciado que hasta puedes llegar a vomitar y a tener calambres, para evitar esto se recomienda esperar aproximadamente tres horas para poder comenzar con el entrenamiento sobre todo cuando se ha consumido alguna comida muy pesada con un alto contenido calórico.

También no debes consumir fruta ya que contienen azúcar y si se tiene exceso de ésta al momento de la actividad física se pueden tener mareos por ello es importante dejar reposar la comida para que el proceso digestivo se lleve a cabo correctamente y para que no se tengan problemas al momento de ejercitarse.

Al hacer las rutinas como ya se mencionó no te exageres en el peso que levantas ni mucho menos pretendas hacer un récord en tus ejercicios ya que lo único que se provocará es que tus músculos sufran una lesión que en algunos casos es demasiado grave dejando imposibilitada a la persona para continuar con sus sesiones diarias, si eres de las personas que goza de una energía extraordinaria puedes emplearla en hacer más repeticiones de cada serie más no cargar un peso muy grande.

Es importante que una vez que alcances los objetivos deseados no pares ahí y vuelvas a los hábitos que antes tenías sino que por el contrario continúes con tu dieta o modificarla para seguir avanzando en los resultados por ejemplo si ya lograste bajar algunos kilos puedes ir por más dependiendo de cuanto sobrepeso tengas lo importante es cambiar y no regresar a la misma forma de vida que antes se tenía, asesórate con un nutriólogo y además con un entrenador para que él te asigne las rutinas que más te convengan.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.