El consumo de la lechuga va más allá de ser baja en calorías, es rica en hierro por ello ayuda a prevenir la anemia, además de que alivia el cansancio y la fatiga.
Otro de los beneficios del consumo de la lechuga es que mitiga el dolor provocado por un golpe muscular, también actúa en favor de la gripe fortaleciendo las vías respiratorias.

Debido a que la lechuga posee antioxidantes ésta purifica el organismo retrasando el envejecimiento celular, otro factor importante por el cual se recomienda consumir la lechuga es que funciona como un tranquilizante y por supuesto ayuda a mejorar el sueño por ello es que varias personas la consumen cuando tienen problemas para dormir.

Y por si todo lo anterior resulta insuficiente, la lechuga también es baja en calorías y no contiene colesterol, en el caso de los diabéticos pueden contemplarla dentro de su dieta ya que les ayuda a nivelar el azúcar en la sangre. Otro de sus beneficios es que mejora la circulación previniendo la arterioesclerosis, también la lechuga es un buen diurético ya que ayuda en la retención de líquidos.

Los nutriólogos recomiendan la lechuga dentro de las dietas no sólo por todo lo anteriormente mencionado sino porque además favorece el tránsito intestinal y proporciona una sensación de saciedad al momento de comer lo cual permite que no se ingiera más alimento del que se debe, además de que es muy ligera, refrescante y fácil de preparar sobre todo en las ensaladas siendo estas la forma más común de su consumo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.